La popularización del smartphone supuso una transformación total, y a todos los niveles, de nuestra vida. El teléfono ya no es un dispositivo que uno utiliza para llamar, sino que pasó a ser un elemento totalmente indispensable y multifunción, que utilizamos para todo tipo de asuntos: para comunicarnos, para comprar, para informarnos, para entretenernos…
Con el mayor uso del smartphone vino aparejada la proliferación de apps para hacer todas esas actividades que mencionamos antes. Cada vez más marcas proponen aplicaciones que uno se puede descargar, y cada vez más gente las baja, y hoy en día las apps acapararan el 90% del tiempo que dedicamos a Internet móvil. En el futuro es probable que el porcentaje aumente aún más.

Al menos eso es lo que se desprende de un nuevo informe de Localytics, que revela que el 57% de los consumidores espera usar las apps aún más en el futuro (y un 35% lo mismo). Eso sí, el éxito de las apps será contingente a que proporcionen una buena experiencia de usuario.
Porque los internautas ya no le dan muchas oportunidades a las apps: el 30% de los encuestados afirma que usaría una app solo una o dos veces antes de decidir si quedársela o eliminarla, y la media en el número de veces que uno prueba una nueva app antes de parar, es de 4’5 veces. Vuelve a demostrarse la máxima de que no hay una segunda oportunidad para crear una buena primera impresión.
En cuanto a las razones que llevan a un usuario a dejar de usar una app, son muchas y variadas, pero no hay que perder de vista que la principal es que simplemente ya no se necesita esa instalación (que se bajó simplemente para llevar a cabo una acción determinada). Sin embargo, otras causas muy habituales -y más preocupantes para los desarrolladores de apps – es que uno se aburre de la aplicación, que se encuentra otra app similar, pero mejor, los problemas técnicos, que ocupa demasiado espacio y también que uno se olvida de que tiene esa app.
Además, el informe muestra algunos comportamientos interesantes de los usuarios móviles actuales, como que tienden a ser hiperactivos (usan una amplia variedad de apps, accediendo a ellas una media de 15 veces al día y usando unas 18 apps diferentes al mes) e impulsivos (la mayoría de las sesiones son cortas, saltando rápidamente de unas apps a otras: el 66% de los encuestados afirma que suele “picotear” en las apps de redes sociales, el 57% en las de información meteorológica, el 49% en juegos y el 43% en apps deportivas).
Personalización y funcionalidad, las claves del éxito
Entre los encuestados que esperaban usar más las apps en el futuro, la mayoría (un 61%) afirmaron que era porque creían que las apps les ayudarían a conectar y gestionar todos los elementos digitales de su vida – desde sus hogares y oficinas, al coche, viajes o necesidades de entretenimiento-. Pero para que una app sea usada es necesario atraer la atención del consumidor, y para ello deben aportar mayores funcionalidades y una mejor personalización que recopile la información sobre sus comportamiento a través de los distintos canales (app, online, tienda…). Así lo consideraba la mitad de los encuestados.
En concreto, el 54% quería una app que siempre aplicase las preferencias marcadas por el usuario, el 51% esperaba que la app supiese la última acción realizada en dicha aplicación, y lo tuviese en cuenta a la hora de ofrecer contenidos o mensajes de marketing, el 36% contaba con que la app conociese su localización y la tuviese en cuenta, y el 35% también deseaba que la app conociese la última acción realizada por el consumidor en el mundo real (como una compra en una tienda física) para adaptar los contenidos en función de eso.
Desde Localytics indicaron que “Lo que resuena claramente de este estudio es que las personas quieren que sus aplicaciones sepan quiénes son, dónde están y lo que quieren hacer, y que están dispuestos a intercambiar datos personales para una experiencia más rica y personalizada. Las apps deben ser capaces de cumplir con estas expectativas para atraer y mantener la atención de los usuarios de hoy en día, y para ganar a los usuarios móviles del futuro”.