Las aplicaciones móviles se han convertido en una vía de negocio constatada para el comercio electrónico. Ello se debe a que más allá del uso que los internautas hacen de las mismas pueda ser alto o bajo, lo cierto es que presentan una tasa de conversión en los procesos de compra de los consumidores mucho más elevada que otros mecanismos.
Es la principal conclusión a la que llega el último estudio de Criteo, compañía que ha analizado más de 1.400 millones de transacciones de comercio electrónico por valor de 160.000 millones de dólares procedentes de 3.000 ecommerces. En este sentido, Criteo confirma que las apps móviles generan casi la mitad del total de transacciones móviles para algunos de los principales exponentes del comercio electrónico, los cuales “han hecho de su aplicación móvil una prioridad”.

De la misma manera, la investigación sostiene que en el caso del comercio electrónico minorista, los consumidores que utilizan aplicaciones móviles desarrollan una tasa de conversión tres veces mayor que la de aquellos que utilizan un navegador móvil convencional.
Es por ello que a través de este estudio se confirma la importancia que estas soluciones tecnológicas están teniendo en los consumidores, que ávidos de mecanismos que les faciliten el proceso de compra, acuden a estas herramientas desde sus dispositivos móviles cada vez con una frecuencia mayor.
En paralelo a ello, el estudio encontró que alrededor del 40% de las transacciones de comercio electrónico cuentan con una involucración de más de un dispositivo, ya sea este un teléfono móvil inteligente, un ordenador personal o una tableta. Dispositivos todos ellos que los consumidores utilizan de manera combinada tanto para la búsqueda de productos y servicios como para la adquisición de los mismos, ya sea a nivel online o en establecimientos físicos.
En esta línea, los responsables de la investigación sostienen que el viaje de compra del cliente “se ha vuelto cada vez más complejo”, algo que han de tener en cuenta las marcas pues “los consumidores han dejado de utilizar un único dispositivo para hacer sus compras” y optan por múltiples herramientas, que complejizan el proceso.
Para ello, recomiendan desde esta compañía, es interesante que las empresas opten por la puesta en marcha de una aplicación móvil atractiva y, a su vez, por mejorar la experiencia de compra a través de los dispositivos móviles, mejorando la accesibilidad y poniéndola al mismo nivel que si de ordenadores personales o portátiles se tratara.
Auge de los dispositivos móviles
En otro orden de asuntos, esta compañía ha analizado la incidencia de los dispositivos móviles en el comercio electrónico mundial actual. Así, sostienen que estas herramientas son las responsables, en 2015, de llevar a cabo el 40% del total de transacciones de comercio electrónico. De hecho, la mayoría de las categorías de compra han visto crecer la importancia de los dispositivos móviles a la hora de fomentar un proceso de compra.
Sin embargo, existen diferencias entre las mismas. Así, el sector de la salud y de la belleza son los que mayor incremento han experimentado por el auge de estos dispositivos. A pesar de ello, el comercio electrónico móvil sigue estando liderado por la moda y el sector del lujo, seguido de los viajes. De la misma manera, según este trabajo el único sector que se contrajo fue el de los deportes.
La importancia de la adaptación a móviles
Asimismo, las marcas han de tener en cuenta la importancia de contar con una web adaptada a móviles, ya sean smartphones o tablets. Ello se debe a que las tasas de conversión a través de sitios web optimizados para móviles registradas por este estudio fueron dos veces superiores a las de los sitios no optimizados. En concreto, de un 3,4% frente a un 1,6%.
De hecho, explica este análisis, los sitios optimizados analizados tenían una mayor tasa de conversión en todas las etapas de los procesos de compra, con un mayor número de productos vistos por parte de los usuarios y un mayor número de operaciones de compra finalizadas.