Comprar online se está volviendo una práctica cada vez más habitual entre la población española. Son muchas las plataformas y aplicaciones que han querido investigar este creciente fenómeno, especialmente cuando se produce a través de smartphones.

El observatorio Cetelem ha publicado un informe en el cual se afirma que, en los últimos tres años, el porcentaje de personas que compra por Internet en España se ha incrementado en un 20%. Así, en 2017, un 67% de la población española ha comprado por internet al menos una vez al mes.

Aunque el ordenador solía ser la forma más fácil para navegar por las páginas de e-commerce, hoy en día los dispositivos móviles se están convirtiendo en la vía más utilizada para realizar este tipo de operaciones.

La aplicación Annie dedicada a la investigación del mercado de la telefonía móvil ha revelado que más de un tercio de las ventas del sector retail que se realizaron en 2016 fueron a través de un smartphone (31%).

Según esta app, la elección de este dispositivo frente a otros se debe principalmente a la gran cantidad de aplicaciones para móviles. Gracias a ellas, los usuarios encuentran más fácil el proceso de compras.

No obstante, todavía hay muchos usuarios que se cuestionan si este tipo de aplicaciones son seguras. De esta forma, aunque consulten este tipo de apps, los consumidores se muestran reticentes a la hora de realizar un pago.

Webloyalty, líder internacional en generación de ingresos adicionales y partner de más de 200 e-commerce en todo el mundo, ha elaborado un listado con las ventajas y desventajasque tienen las apps para el sector retail.

Entre los aspectos positivos que tienen las aplicaciones, Webloyalty destaca su facilidad de uso. Eso hace que las transacciones y operaciones de compra-venta sean más ágiles. Además, la experiencia de sus usuarios es mejor que en un ordenador. Esto se debe a que las apps permiten usar cualquier función del teléfono como puede ser la cámara o el GPS.

Igualmente, como muchas empresas saben que la venta a través de smartphones está en alza, muchos comercios ofrecen en sus aplicaciones ofertas exclusivas de productos específicos y promociones especiales.

Como puntos en contra del uso de este tipo de apps, Webloyalty sugiere que estas aplicaciones pueden hacer que se incremente el consumo de datos. No obstante, solo recalcan esta desventaja si se usan durante un tiempo excesivo.

Del mismo modo, Webloyalty considera que la memoria de los dispositivos móviles suele ser limitada, lo que hace que no se descarguen nuevas aplicaciones. Este aspecto se basa en un informe de Comscore que asegura que el 51% de los usuarios no tiene la costumbre de adquirir nuevas apps.

A rasgos generales sobre las aplicaciones, eMMa, la empresa española especializada en inteligencia móvil, ha realizado un estudio sobre la penetración y el uso de las apps. En el mismo, se ha destacado que, de media, los usuarios que tienen entre 16 y 55 suelen tener 13 aplicaciones en sus móviles. Esto explica que el año pasado se descargaran 147.000 millones de apps.

En relación a esta investigación, la app Annie prevé que en 2021 el mercado de las aplicaciones siga creciendo. De esta forma, ese año obtendría unos beneficios equivalentes a 139.000 millones de dólares.

Además, el mismo informe destaca que no solo las compras online se benefician de las aplicaciones. Un 57% del consumo de medios digitales se realiza gracias a las apps.

Via: Marketing Directo