El comercio electrónico ya no es el futuro del retail, sino el presente. Inditex sabe bien de ello y por eso cada vez más está apostando por este canal así como por la digitalización de sus tiendas.

Los resultados de esta migración a internet hablan por sí solos. Atendiendo a los resultados trimestrales del grupo detallados en El Mundo, el e-commerce impulsó las ventas globales de Inditex del orden de un 11% hasta alcanzar los 16.403 millones de euros. El beneficio neto del grupo se vio asimismo incrementado por el negocio digital, llegando a los 2.205 millones de euros (9% más).

Semejante crecimiento coincide con el pistoletazo de salida de las compras navideñas, Black Friday. En torno a aquellas fechas de grandes descuentos, Inditex impulsó las ventas en torno al 16%. Además, el grupo presidido por Pablo Isla no se limitó a aumentar canales en España (recientemente incluyó el pago vía móvil). Estrenó asimismo la vía de compra online en Bulgaria, Croacia, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania, Malta y Hungría.

De esta manera se abren nuevos puntos de compra de una empresa completamente consolidada internacionalmente. La cadena ya está presente en más de medio mundo, literalmente, pues abrió tiendas en más de la mitad de todos los países. Por el momento, el grupo de Amancio Ortega cuenta con la vía de compra online en 41 mercados de los 93 en los que está presente.

Un artículo publicado en Marketing Directo