En el guest posting, como en la guerra, sin planificación no hay victoria.

Por muchos recursos y “tropas” que dediques a buscar oportunidades de escribir en otros blogs, sin preparación, el único resultado posible es que recibas un gran NO por respuesta.

Por eso, tienes que preparar tu estrategia sacándole el máximo partido a tu tiempo.

Así que dime: ¿Quieres que te reciban con los brazos abiertos en cualquier blog?

Esa es la píldora de hoy: cómo poner en marcha ese plan de guest posting y poder convertirte en autor invitado habitual en los blogs más influyentes de tu nicho.

Disfrutarás enormemente viendo la victoria de hacer crecer tu lista de suscriptores.

Ser un crack del guest posting es una victoria de pequeñas batallas

El guest posting está lleno de pequeños-grandes retos. Requiere trabajo pero da muchas satisfacciones.

Y aprenderás. Mucho.

Te tocará empezar, por ejemplo, por saber cómo:

  1. Entender a tu ‘enemigo’ (tu blogger objetivo) y estudiar cuáles son sus puntos débiles.
  2. Ser lo suficientemente flexible para adaptarte a cada situación y realizar un plan a medida para cada batalla.
  3. Hacer frente a tus inseguridades y dar la cara ante los bloggers más importantes.

Lo harás poco a poco, y cada vez se te dará mejor. Superarás tus barreras e irás dominando el tema, sin hacerlo más grande de lo que es.

El guest posting no es una campaña de comunicación masiva como por ejemplo puede ser la publicidad y no necesitas hacer 250 publicaciones como autor invitado para tener resultados.

Ten claro que no es cuestión de volumen, sino más bien de elegir temas que sean híper relevantes para tu público objetivo.

Por eso, si quieres conseguir que te publiquen en blogs con audiencias establecidas, vas a tener que hacer una propuesta ganadora.

escribir-teclado-ordenador-manos

Una que no puedan rechazar (para lo cual es fundamental hacer un trabajo previo).

Ten por seguro que es imposible triunfar con tu propuesta sin antes haber hecho los deberes.

La estrategia previa te hará ganar cada batalla

Antes de hacer una  propuesta a cualquier blogger, sobre todo cuando hables con los más populares, tienes que hacer un trabajo de campo.

Si consigues tu objetivo, lo más seguro es que puedan volver a abrirte las puertas para escribir como autor invitado.

En el caso de que te cierren la puerta ya sería más difícil.

Por eso hay ciertos pasos que no te debes saltar:

  1. Estudia los contenidos populares en tu nicho. Siempre hay un tema más popular que otro. Debes conocerlos bien para saber qué están buscando los lectores de ese sector.
  2. Ponte en los ‘zapatos’ del lector ideal de tu blog objetivo. Estudia cuáles son sus necesidades y los problemas que les impiden dormir cada noche.
  3. Mira bien los contenidos del blog donde escribirás. Cuando ya sabes lo que necesita el sector y por dónde van los tiros, llega el turno de estudiar a fondo el blog en el que quieres escribir.
  4. Busca los “huecos” sobre las temáticas más populares. A lo mejor hay poca presencia de posts sobre ese tema que sabemos que triunfará.
  5. Revisa los posts más populares de ese blog y analiza por qué triunfan.

En este punto ya has hecho un análisis del sector y del blog para así entender los gustos de los lectores.

Cuando tengas toda la información piensa en crear la propuesta más irresistible de todas.

¿Cuánto supone todo el trabajo previo para hacer un guest post?

En el momento en que descubres un blog nuevo, para realmente empaparte de su estilo (ideas, tono, forma de escribir, valores…) deberías leerte al menos 10 posts.

Seguramente cuando los estés leyendo encontrarás muchos comentarios.

¡No dejes de leerlos! Lo que dicen sus seguidores da mucha información y buenas ideas. Justamente las que tu necesitas para sacar propuestas de guest posts.

También tendrás que leerte al menos los primeros resultados Google para estudiar a sus competidores y localizar temas que puedan ser de interés. Vamos, que tendrás que leer en diagonal otra decena de posts.

Tu estrategia de guest posting no debe estar centrada solo en los blogs de tu nicho.

Por ejemplo, yo podría escribir un post en un blog de una mamá bloggera y ofrecerle una colaboración titulada: “El único plan de negocios que necesitas si eres mamá bloggera”.

Estoy seguro de que ese tema interesaría al público y además estaría hablando de algo que está relacionado con mi actividad.

Como estás viendo, estoy haciendo una propuesta a medida.

Hace algún tiempo hice un guest post en el blog de Ángel Alegre en el que explico por qué viajar solo es algo muy positivo para gestionar luego un negocio unipersonal.

Siempre hay que encontrar un buen pretexto para unir tu universo con el del blog en el que quieres publicar.

Ofrece calidad y cualquier blogger te abrirá los brazos

Lo que tienes que buscar con un guest post es ponerte al servicio del blogger objetivo y ofrecerle un contenido original de buena calidad.

Cualquier propietario de un blog quiere contenidos de primera para sus lectores. Y aunque a todos nos encantaría escribir todos los días posts que arrasasen en las redes sociales, no podemos.

¿Por qué?

No tenemos tiempo, así que cuando vienen otros con buenos contenidos y sabemos que son útiles y están bien escritos, no hay ninguna razón para no aceptarlo.

La calidad siempre es bienvenida.

Así que no te le des más vueltas y empieza hoy mismo a preparar tu estrategia de guest posting.

Cuanto antes lo hagas, antes te pondrás en marcha.

Cuéntame en los comentarios de Facebook y Google+. cuál ha sido tu experiencia con el Guest posting y si tienes algún consejo más que aportar.

¡Y comparte este post con tus compañeros Bloggers para hacer crecer la cultura del Guest Posting!

Un artículo escrito por Franck Scipión