Último movimiento en el cada vez más intenso y más competitivo mercado del s-commerce: Facebook ha retomado posiciones y ha ajustado una vez su estrategia para colocarse de forma aún más destacada sobre sus competidoras. La red social acaba de anunciar nuevas funcionalidades y ha actualizado algunas de las ya existentes para hacerlas más atractivas a las marcas que desean vender sus productos.
La compañía, que ha lanzado un post en su blog corporativo con toda la artillería, ha centrado los valores de sus lanzamientos en el segmento móvil, un espacio que preocupa a las marcas y uno en el Facebook ha empleado en muchas ocasiones sus bondades como elemento diferenciador para llegar a los consumidores. Si el móvil puede ser la excusa para que Facebook se encargue de hacer llegar las noticias y los contenidos al consumidor final, ¿por qué no iba a serlo también para el ecommerce?

“Para la gente, la experiencia de compra móvil es a menudo difícil en la navegación”, apuntan en la actualización. “Los consumidores experimentan tiempos de carga lentos y muchos pasos en el camino para hacer checkout. Eso es malo para las personas y para las marcas”, añaden.
Los consumidores están igualmente cada vez más interesados en las redes sociales como espacio para conocer (y consumir) productos, lo que al final está creando una suerte de tormenta perfecta que impulsará el s-commerce. Según los datos de la compañía, el 50% de los consumidores acuden a sus feeds para buscar productos y una mayoría los descubren directamente en su feed de noticias, en las páginas de marca o en los grupos.
Anuncios comprables y acceso directo
¿Qué es lo nuevo que Facebook ha apuntalado en este post? Por un lado, la red social ha destacado una nueva forma de servir los anuncios móviles relacionados con ecommerce. La firma lo está probando en este momento: se llama Canvas y algunas marcas han podido probarla desde el pasado mes de junio. Canvas funciona como un anuncio que se queda a medio camino entre llevar al consumidor a la web de la marca. El comprador puede hacer clic en el anuncio, lo que le llevará a una ventana en la que verá varios productos con más información que el anuncio. Desde esa ventana será dirigido a la página de la compañía para poder cerrar su compra. Todo esto ocurrirá, por supuesto, en el universo móvil.
Por otra parte, Facebook también ha actualizado las fórmulas que permiten a los usuarios de la red social comprar de forma directa. No solo podrán hacerlo empleando las nuevas funcionalidades de tienda que ahora las marcas pueden incluir directamente en sus páginas, sino que además ahora Facebook está intentando introducir un botón de acceso a compra en los favoritos.
Allí donde el consumidor tiene los elementos principales que le interesan (como eventos, grupos o amigos) tendrá también un botón de Shopping, que le llevará a los productos a la venta en sus páginas de las marcas que sigue. Facebook quiere en el futuro incluir también los productos que sean mencionados en los grupos. La funcionalidad está siendo probada, por el momento, en Estados Unidos.
Y, al mismo tiempo, Facebook sigue trabajando en afinar su botón de compra para que los consumidores puedan hacer compras sin salir de la plataforma.
El boom del s-commerce
Facebook es una de las jugadoras más importantes en esta batalla, pero no es la única que está intentando hacerse con su parte de la tarta del comercio electrónica en la época de las redes sociales. Las principales firmas sociales han descubierto que los consumidores las emplean de forma recurrente para encontrar productos y para informarse sobre ellos, así que aspiran a convertirse en la llave para que estos consumidores no solo puedan saber más sobre los mismos sino también para hacerse con ellos.
Aunque Facebook fue una de las primeras en entrar en el juego, no es la única. Twitter también ha estado experimentando con funcionalidades de compra y Pinterest ha hecho lo propio. De hecho, esta última red social anunciaba recientemente que aumentaba el alcance de su botón de compra.