Cuando hablamos de SEO, tenemos que tener muy claro a qué tipo de web lo queremos aplicar. No es lo mismo hablar el SEO para blogs que el SEO para YouTube.

Si hablamos de Ecommerce, de nuevo, cambian las estrategias que debes aplicar.

De hecho, la gran mayoría de los posts que hablan de SEO que encontrarás en la web (sin decirlo) están pensados para blogs y webs de tipo general (corporativas, etc.), pero no resultan demasiado útiles para una tienda online.

Hoy te explicaré todo aquello que me hubiera gustado conocer al lanzar mi primera tienda online.

Cuando entras en el mundo del comercio electrónico, descubres una de tus nuevas pasiones. Trabajar en el posicionamiento SEO de todo tipo de portales siempre es muy gratificante, pero cuando tu sudor, tus horas de optimización, contenidos, correcciones técnicas, se traducen en ventas de productos… la sensación es increíble.

Ahora bien, esto no viene solo, necesitas colocar tu tienda enfrente de tu público y para ello el SEO será uno de tus mejores aliados, si no es el mejor.

Pero, ¿qué tal si me dejo de batallitas y vamos con lo interesante?

¿Cuáles con las principales diferencias entre un Ecommerce y otro tipo de sitios?

Es evidente que existen muchas tipologías de portales en la red. Podemos encontrar portales de noticias, directorios, foros, blogs… y la lista continúa y continúa.

Cada una de estas webs está predispuesta para un determinado uso; tiene una forma de interpretarse bastante establecida y tanto los usuarios como Google, detectamos rápidamente la clase de portal que tenemos en nuestra pantalla y hacemos uso de ella.

¿Qué tienen en común todos los portales en internet?

Pues qué va a ser, el tráfico. Todas estas plataformas se nutren de las visitas, de un público que navega entre sus páginas, interactúa y finalmente compra, hace clic en la publicidad, establece contacto…

Quiero contarte cómo mejorar el tráfico orgánico (el que viene de los resultados de Google) en tus tiendas online, pero antes me siento en la obligación de que conozcas los problemas extra que encontrarás al trabajar en una tienda online y que no van a sufrir otro tipo de administradores de portales.

El proceso de compra en una tienda online

Me gusta simplificar el flujo de necesidades que debes cubrir cuando tengas una tienda online.

Te voy a enumerar en orden de importancia lo que para mí es básico, si quieres tener una tienda online exitosa

  1. El tráfico: lo hemos visto anteriormente, es fundamental y necesario para cualquier proyecto. Sin personas que visiten tu web nunca habrá ventas, ni registros, ni descargas… Es una de las claves del éxito.
    Hoy nos vamos a centrar en las principales optimizaciones para conseguir el ansiado tráfico orgánico, pero existen otras vías para su adquisición, como pueden ser el tráfico de pago (AdwordsFacebook Ads) o el tráfico social (Redes sociales).
  2. Producto: el siguiente punto donde te la juegas en tu tienda online es el producto. Necesitamos ofrecer lo que el usuario demanda realmente cuando entra en nuestra tienda. Responder con productos de baja calidad o que no interesan, puede malograr ese público que estamos captando.
  3. Precio: si el producto es el oportuno y se ajusta a las necesidades del cliente, ahora evaluará su precio. Ser competitivos en este apartado es algo importante, aunque no indispensable.
  4. Otros valores: para convencer al potencial cliente que tu tienda online es merecedora de su dinero, no vale con ofrecer un buen producto y buen precio. Tenemos que tener además: políticas de devolución interesantes, envíos asequibles, políticas o filosofía de la tienda que estén alineadas con el consumidor… son algunos de estos intangibles que facilitan el cierre de la compra.
  5. Usabilidad: partiendo de la base de que nuestra tienda online tiene un funcionamiento básico sin errores, en ocasiones podemos mejorar y potenciar ciertos aspectos del diseño y maquetación, para incrementar la conversión del ecommerce.

Hasta aquí, hemos hecho un recorrido muy básico por las cuestiones a tener en cuenta cuando te enfrentas a la titánica tarea de montar una tienda online que funcione.

¿Te parece bien si comenzamos conociendo cuáles son las principales páginas de un ecommerce?

Describiendo la estructura de un Ecommerce

Todas las tiendas online son diferentes: algunas cuentan con un gran catálogo; otras, en cambio, solo venden un puñado de referencias. Pero todas se sustentan sobre las misma base: portada, página de categoría y ficha de producto.

1. Portada

Se trata de una de las secciones menos trabajadas como norma general en el sector ecommerce. La home es la página más representativa de una tienda online y, muchas veces, la más olvidada en cuanto a optimización.

Normalmente, esta página debería dar acceso a las principales categorías, los productos más representativos y las novedades. Ésta sería la portada típica para una tienda online y suele ser un acierto.

A nivel de orientación de posicionamiento, suele resultar un reto importante determinar qué palabras clave queremos trabajar en la portada. Mi recomendación es que intentes optimizar la portada de tu tienda online con palabras clave de marca, que hagan referencia a tu nombre como empresa y, de alguna forma, menciones aquellas palabras clave de referencia que se van a trabajar en el resto de la tienda online.

Te pongo un ejemplo: La tienda de PcComponentes

Se trata de una web conocida por todos; si analizamos de forma superficial la portada vemos cómo su optimización está orientada a la palabra “PcComponentes”, con la inclusión de otras dos palabras importantes como “Informática” y “tecnología”. Esto lo puedes observar en el title muy claramente:

2. Páginas de categoría

Aquí entramos en las que, desde mi punto de vista, son las páginas más importantes a nivel de SEO en un ecommerce.

Las categorías y subcategorías en una tienda online, son esos contenedores donde clasificamos y listamos los diferentes productos que tenemos a disposición de nuestros visitantes.

¿Cuál es la gracia que hace tan especial estas páginas?

Cuando trabajamos el SEO de las categorías y subcategorías, optimizaremos para unas palabras clave que describen la tipología de productos que contienen y que suelen ser las keywords con un mayor volumen de búsquedas.

Una categoría en un ecommerce que venda productos para la barba y el pelo podría ser “Aceites para barba”.

Aquí tienes un buen ejemplo de categoría optimizada; más adelante entraremos en profundidad, para explicar cómo optimizar este tipo de páginas.

3. Fichas de producto

Ésta es la última tipología de página que te voy a comentar dentro de una tienda. Evidentemente, los productos necesitan un espacio propio donde mostrar sus fotografías, vídeos, descripciones, precio… todo esto lo encontramos en un formato también muy estandarizado a nivel de diseño.

A diferencia de las categorías, la optimización SEO para las fichas de producto siempre va enfocada a posicionar el nombre del producto; esto hace que el volumen de búsquedas por norma general no sea muy alto, pero si conseguimos posicionarnos, conseguiremos un tráfico muy interesado en lo que ofrecemos y con grandes opciones de convertir.

Estrategias de optimización SEO para Ecommerce

Como imagino ya, el SEO es una disciplina que conoces y me consta que en este blog se ha tratado de forma abundante las bases del mismo.

Por ello, voy a intentar ser preciso como un cirujano y darte las recomendaciones de optimización específicas que me están funcionando en esta tipología de webs en concreto.

1. Creación de contenido para categorías

Como te he comentado previamente, las categorías y subcategorías son páginas capaces de atraer una cantidad muy grande de tráfico relacionado con nuestros productos. Son visitantes de una calidad muy alta, ya que tienen interés en informarse o conocer un tipo de productos en concreto.

Hasta hace bien poco, las categorías estaban desprovistas de contenido en formato texto; la mayoría contaba con un mísero párrafo redactado en dos minutos y comenzaban a listar los productos.

Mi recomendación es que trabajes contenidos extensos en base a un keyword research específico para cada una de tus categorías y subcategorías; esto te va a permitir acceder a un montón de palabras clave longtail súper interesantes.

Pero, ¿cómo disponemos del contenido sin eclipsar la importancia de los productos?

Existen diferentes fórmulas para conseguir colocar textos extensos en las categorías.

Una opción es la de poner el texto en la parte superior de la página, por encima de los productos y evitar que se muestre al completo mediante CSS.

Otra de las formas que podemos usar para resolverlo es añadiendo todo el contenido bajo los productos; así, Google podrá seguir accediendo al mismo sin que el usuario lo sienta como una molestia

Por último, otra opción es combinar las dos anteriores. Ofrecemos texto antes y después de los productos, una solución bastante interesante.

2. Enlazado de categorías y subcategorías en Clusters Temáticos

Tranquilo, no te asustes con el título porque esto es algo muy sencillo de comprender.

Clusters temáticos podemos traducirlo como agrupaciones de URL que comparten temática. Vamos con un ejemplo práctico para entenderlo perfectamente.

Cuando accedemos a un ecommerce grande como puede ser Zalando, tenemos multitud de categorías troncales que están bien diferenciadas entre ellas. ¿Qué quiero decir con bien diferenciadas? Pues que, aunque todas se pueden agrupar dentro de una “super categoría”, llamémosle “Moda”, podemos diferenciar perfectamente categorías como Calzado y Ropa, donde queda claro que son tipologías de producto totalmente diferentes.

A su vez, dentro de cada una de estas categorías principales, encontramos otras subcategorías. Por ejemplo, dentro de calzado, encontraremos subcategorías como botas, zapatos de tacón, deportivas…

Si conocemos que Google es capaz de detectar diferentes temáticas dentro de una misma web (los famosos topics), nos interesa mantenerlas de alguna forma aisladas entre ellas, restringiendo los enlaces internos entre categorías de una tipología de producto y otra.

3. Optimización de los nombres de productos

En esta ocasión vamos a trabajar la optimización de las fichas de producto. En concreto, vamos a determinar la mejor forma de dar nombre a nuestros productos para evitar que compitan con palabras genéricas que posiblemente estemos trabajando en las categorías.

Mi recomendación es que la optimización, tanto del title como el H1 en las fichas de producto, se haga con la siguiente fórmula:

Nombre de producto + tipología

Ejemplo:

DR. K BEARD SOAP COOL MINT – CHAMPÚ PARA BARBA

Si lo hacemos de esta forma, quitamos protagonismo a la palabra clave “champú para barba” que estará trabajándose en una página de categoría y potenciamos el nombre del producto, en este caso “Dr. K Beard Soap Mint”, al colocarlo de forma inicial.

4. Linkbuilding en páginas de temática relacionada

¿Alguien dudaba de la importancia de los enlaces para el posicionamiento de una tienda online?

Como no puede ser de otra forma, necesitas links para mejorar la autoridad de un ecommerce.

¿Te vale cualquier tipo de enlace y desde cualquier web?

Evidentemente no; tenemos que ser muy delicados a la hora de buscar webs donde puedan enlazarnos. Desde mi punto de vista, deberías priorizar la temática de dichas webs antes de la autoridad que puedan tener.

Por último, cuidado con la utilización de anchor texts (textos ancla) exactos en los enlaces. Ya sabes que usar palabras clave exactas como texto ancla en tus enlaces externos, no siempre es la mejor idea. Utiliza tu nombre de marca o URL para enlazar a la portada de tu web; es una buena idea para mantenerte alejado de la sobreoptimización.

5. Mantener errores técnicos a raya

Como último consejo, existen algunos fallos técnicos que se repiten en multitud de ecommerce que audito.

Paso a hacerte una lista de ellos para que puedas identificarlos y ponerte manos a la obra.

  1. Indexación masiva de parámetros: en las páginas de categorías, cuando manejamos productos con diferentes características, se suele hacer uso de filtros que segmentan el contenido de dicha categoría. Esto suele generar una URL con parámetros que en caso de no controlarse podría indexarse. Mi recomendación es que detectes estos parámetros y los bloquees en el fichero Robots.txt.
  2. Generación de productos idénticos: intenta que tus productos con variaciones, como pueden ser tallas o colores, sean introducidos como una sola ficha de producto y un selector que permita decidir qué talla o color quiere el cliente. Si metemos una ficha de producto por cada color o talla, incurrimos en un error de contenido duplicado grave. En caso que no puedas hacerlo de otra forma, recuerda que tenemos unas URL canonical para avisar a Google de cuál es el producto de referencia en todas esas variaciones y no tenga en cuenta dichas fichas de producto.
  3. Velocidad de carga lenta: otra lacra que afecta a los ecommerce son las páginas web lentas. Recuerda comprimir tus imágenes, activar la cache de tu web y revisar todos los detalles que afectan a tu velocidad de carga. La experiencia de usuario es un punto clave en tu trabajo SEO.
  4. Adaptación a móvil: se está avisando desde hace meses, ya es una realidad. Google comienza a tomar como versión principal a la hora de indexar tus páginas la versión móvil de tu tienda. ¿Estás ofreciendo una web responsive y funcional? Es un fallo muy común y que acarrea problemas, tanto para el SEO como para la conversión general de la web.
  5. Errores 404 por mala gestión de stock: otro fallo importante y a controlar es la gestión del stock de nuestros productos. Recuerda que cuando das de baja una ficha necesitas dar un tratamiento específico a esa URL. Te explico más en este post.

Concluyendo

Y hasta aquí, los consejos que te puedo dar con mi experiencia en el mundo ecommerce. Tienes que saber que esto es un proyecto a largo plazo; poco a poco irás viendo los progresos y los resultados.

Mucho ánimo si estás inmerso en esta carrera de fondo y, si estás pensando en montar tu tienda online, sé consciente del reto y ponte manos a la obra.

Imagino que habrá algunas dudas, preguntas, temas para explicar más en profundidad… así que te espero en los comentarios para aclarar cualquier tema que necesites.

Un artículo escrito por Guillermo Gascón y, publicado en Ciudadano 2.0