El estar solo, el ocio y la búsqueda de entretenimiento para matar el tiempo son los principales disparadores del uso de las apps.
Los usuarios de smartphones tienden a descargar aplicaciones principalmente motivados por el ocio, la búsqueda de entretenimiento, información y debido a las recomendaciones de amigos, revela Nielsen en un estudio reciente. La encuesta también examinó el uso situacional de las aplicaciones, observando las ocasiones en que los descargadores tienden a utilizar dichas apps. Es de destacar, que el tiempo de inactividad u ocio parece ser una de las razones disparadoras del uso de las aplicaciones móviles.

De hecho, un setenta por ciento (70%) de los descargadores de aplicaciones de teléfonos inteligentes y el sesenta y cinco por ciento (65%) de los descargadores de aplicaciones para tablet, reportaron haber utilizado aplicaciones durante los últimos treinta días mientras se encontraban solos o con tiempo ocioso. Siguiendo de cerca a este grupo principal, el 68% de los descargadores de aplicaciones de teléfonos inteligentes y el 63% de los descargadores de aplicaciones para tablet dijeron haber utilizado las aplicaciones para matar el tiempo y/o el aburrimiento.
Estos hallazgos son reforzados por la investigación publicada el año pasado, que señaló que “los tiempos muertos” – (esos momentos durante el día, cuando los propietarios de dispositivos no tienen nada para hacer, como cuando están esperando en la fila para pagar en el supermercado) – son un impulsor particularmente fuerte del uso de los smartphones. Otro estudio dado a conocer un par de meses antes, encontró que más de la mitad (52%) de los propietarios de teléfonos inteligentes del Reino Unido preferiría chequear su teléfono durante los tiempos muertos en lugar de planificar esta actividad.
Volviendo a la encuesta de Nielsen, los resultados de la investigación indican que los descargadores de aplicaciones para smartphones son más propensos que sus contrapartes de las tablets para utilizar aplicaciones mientras esperan algo o a alguien (61% vs. 48%), esto probablemente se debe a que los teléfonos inteligentes son un dispositivo más portátil que las tablets. Por el contrario, los propietarios de tablets son más propensos a utilizar aplicaciones mientras ven la televisión (54% vs. 48%), un resultado que se alinea y confirma la tendencia de uso cada vez mayor de tablets como segunda pantalla mientras se mira televisión.
Por otra parte, la investigación de Nielsen señala que aquellos individuos que descargan aplicaciones, aceptan pagar por juegos, libros, revistas, video y música con mayor facilidad que a hacerlo por membresías de redes sociales, redes de descuento o aplicaciones de pago de servicios.
Un artículo escrito por Fabián Cabral Guillama