Según el informe Reuters Institute Digital News 2015, hay al menos tres tendencias claras de los usuarios a la hora de informarse: optan cada vez en mayor medida por seguir las noticias desde sus smartphones, su puerta de entrada son las redes sociales y el formato más en auge es el vídeo. Conseguir que los lectores paguen por acceder a los contenidos sigue siendo la asignatura pendiente de las empresas periodísticas.

Tras encuestar a 23.000 personas de 12 países, entre ellos EE UU, Alemania, Japón, Brasil o España, el Instituto Reuters ha podido elaborar un informe que desvela las tendencias, en cada país y a nivel global, en lo referente al consumo de contenidos informativos.

El dato más destacable es que los consumidores son móviles y el uso de este dispositivo para consultar noticias semanalmente se ha disparado del 37% al 46% en tan solo un año. En España el porcentaje es incluso mayor, llegando al 48%. El crecimiento más fuerte se produce entre los jóvenes de 18 a 24 años. Y mientras el 25% de los encuestados asegura que el móvil es su dispositivo principal de noticias, entre los menores de 35 sube al 41%. El mayor uso de este dispositivo contrasta con una desaceleración de las tabletas y un retroceso importante del pc que, a pesar de seguir siendo el más usado entre los encuestados para acceder a las noticias, si sigue el ritmo decreciente registrado en un año (ha pasado del 65% al 57%), se verá sobrepasado por el móvil en 2016.

En cuanto a las preferencias de acceso a la información digital, el 70% reconoce haberse descargado una aplicación de noticias, pero solo el 33% la usa semanalmente. El principal motivo que explica este fenómeno es que los lectores utilizan ahora otro canal online: las redes sociales. Hemos entrado en la era del consumo social de noticias, tanto es así que, como señaló Anne-Marie Tomchak, periodista de la BBC, durante el GEN Summit de Barcelona, “antes el responsable de las redes sociales era el becario, ahora es el director”. En el tramo de edad entre 18 y 24 añosonline y social suponen para el 81% su principal fuente de noticias.
Facebook se convierte en el actor dominante, con un 45% de usuarios (51% en España) que reconoce usar esta red para leer, compartir y comentar noticias, mientras que Twitter puede tener mucha influencia en ciertos sectores de la población, pero no es ni mucho menos una puerta de acceso a las noticias masiva, ya que solo el 11% le da este uso. Llama la atención el uso creciente de Whatsapp para mantenerse informado, sobre todo en países como Brasil (34%) y España (27%). En EE UU apenas llega al 1%. El vídeo es el formato para ver noticias más en auge entre los internautas, sobre todo en España, aunque el 40% aún prefiere leer texto.
El dato negativo que arroja este informe es que, a pesar de que la población muestra claramente un interés por la información online, lo cierto es que los medios de comunicación no han conseguido cambiar la cultura “de todo gratis” en la red. Menos de 1 de cada 5 encuestados señala que ha pagado por acceder a las noticias, con el porcentaje más alto en Finlandia y Dinamarca (14 y 13% respectivamente) y el más bajo en Reino Unido, con un 6%. En España hay un 11% de personas que pagaron por las noticias y un 59% que rechaza hacerlo. En Reino Unido el porcentaje asciende al 75%. A este problema al que los medios se llevan enfrentando desde hace años hay que sumar el uso cada vez más extendido de bloqueadores de publicidad (el 47% de los encuestados en EE UU y el 39% en Reino Unido).

Un artículo escrito por Miriam Garcimartin