El móvil ha transformado la forma en la que todos consumimos, pero según algunos estudios, entre las madres todavía más. Así, este grupo demográfico se habría sumado con entusiasmo al uso del smartphone durante todas las fases del proceso de compra.
El último informe que lo revela es de BabyCenter y analiza las actividades que las mujeres embarazadas y madres con hijos menores de 18 años realizan a través del móvil. Lo cierto es que, entre ellas, gran parte del proceso de compra ocurre online, y en un porcentaje cada vez mayor, desde dispositivos móviles.

Así, entre 2011 y 2014 el número de madres que utilizaron el móvil para comprar casi se ha multiplicado por 3, aunque en la mayoría de las actividades el pasado año supuso un tope, a partir del cual los porcentajes planean o disminuyen ligeramente. Así, no ha habido incremento en este último año en el porcentaje de madres que compara precios desde el móvil (un 64%), compara características (un 60%), utiliza cupones digitales y ofertas (un 59%), se inspira (55%) o busca reviews de productos (52%).
Donde el uso del móvil sí ha seguido aumentando es para decidir donde comprar un nuevo producto: se sitúa actualmente en el 56%, 7 puntos por encima del pasado año, y lejísimos del 16% de 2011.
Por otro lado, este año también se ha incrementado el número de madres que confían en el móvil para otras actividades relacionadas con las compras como visitar la web de un retailer o sobre todo, bajar una aplicación de marca para el móvil (algo que ha crecido en 9 puntos respecto al 2014).
El móvil, todavía más importante entre las madres millennial
Todos estos porcentajes aumentarían aún más si se analizase únicamente el comportamiento de las madres de entre 18 y 34 años, que invierten ya un 35% más de su tiempo en el smartphone que el ordenador.
El móvil se ha convertido en el dispositivo favorito por las madres para una amplia variedad de funciones, que incluyen las de investigacuión y compra. Según datos de Mediapost, el 59% de las madres reconoce que el marketing móvil condiciona sus decisiones de compra y el 79% usa el smartphone para investigar sus compras, incluso desde la propia tienda.
Pero, según Millennial Media, las madres no se conforman con utilizar su móvil antes de las compras, tampoco tienen ningún miedo al mcommerce. De las madres que empiezan su proceso de compra en un smartphone, el 84% lo ha continuado en el propio móvil, el 88% en una tableta y el 85% en un ordenador, porcentajes todos muy similares.
Otro estudio de BabyCenter, de hace unos meses, arroja resultados muy parecidos, además de hacer hincapié en que la propia maternidad cambia los hábitos de compra: muchas de estas madres comenzaron a realizar compras online a través del móvil precisamente cuando tuvieron hijos.
Teniendo en cuenta que las madres han sido tradicionalmente un público objetivo para muchos vendedores (por ser quienes toman muchas de las decisiones de compras familiares, además de las propias), es importante tener en cuenta sus nuevos hábitos de consumo y entender que la principal forma de llegar a ellas actualmente es a través del móvil.