El smartphone se ha convertido en el asistente de compras por excelencia; puede que sigamos prefiriendo el ordenador para comprar, pero a la hora de buscar el horario de una tienda, comparar precios, leer una review sobre un producto o investigar las características de cualquier ítem, el móvil es nuestro mejor amigo.
Se vuelve a poner de manifiesto en un estudio de SessionM, donde concluyen que el móvil es hoy por hoy el dispositivo más popular para buscar productos. Cinco de cada diez encuestados reconocieron haber buscado alguno en el último mes a través de la web móvil, y otro 20% dijo haberlo hecho a través de una app. Pero además, cada vez más es más frecuente usar este mismo dispositivo para culminar la compra, y el 63% de los que usaron el móvil para buscar productos acabaron comprando alguno, un porcentaje que crece mes a mes.

En concreto, la web móvil es, como decíamos, el primer recurso para buscar información sobre las compras (y es empleado por el 52,8% de los consumidores), por encima de la web desktop (la usaron el 48,3 % de los encuestados), la propia tienda (el 27,5%) o las apps (el 19,6%).
Aunque a la hora de buscar desde el smartphone la mayoría se decanta por la web, la app es el formato preferido para informarse sobre las marcas favoritas y comprar a los retailers más habituales. Por eso cada vez más gente tiene aplicaciones de marca en su móvil: el 31,5% tienen solo entre 1 y 3 apps, pero otro 38,5% tienen cuatro o más. En total, dos tercios de los consumidores usa este tipo de aplicaciones, y hay que destacar que uno de cada 10 cuenta con más de 10 apps de marcas en su móvil.
Otra conclusión interesante de esta encuesta es que hay muchos consumidores dispuestos a recibir notificaciones push de sus marcas favoritas, y de hecho, cerca de la mitad dice valorar este tipo de comunicaciones. Lo que es más, uno de cada tres ha hecho alguna compra como resultado de una notificación push.
Ahora bien, esas notificaciones push deben enviarse con mesura, porque nadie quiere estar recibiendo notificaciones en el móvil de marcas cada dos por tres. De hecho, el 34,1% de los consumidores querría recibir avisos de las marcas solo una vez al mes (o menos) y solo el 13,8% considera aceptable recibir una a la semana.
En cuanto a la publicidad más tradicional vía móvil, no consigue atraer mucho la atención de los consumidores, pero cuanto más apueste por la personalización, más fácil será llegar a esos usuarios reticentes: el 17,4% está dispuesto a ver anuncios si el producto publicitado es relevante para ellos, y el 12,2% cuando la compañía anunciada es una que le gusta y en la que confía.
Como explican desde SessionM: “La manera en la que los consumidores interactúan y se involucran con las marcas en el móvil está evolucionando constantemente. Ahora que el móvil es la principal forma en la que los consumidores están buscando productos, y una vía más habitual para comprarlos, las marcas tienen que pensar cómo atraer la atención en la pequeña pantalla. Estar en el móvil ya no es suficiente, las empresas deben pensar en tácticas estratégicas como la personalización, y en tecnologías como las notificaciones push para conseguir el éxito”.