La crisis ha provocado que reutilizar teléfonos móviles se ponga de moda. De hecho, para 2017 se prevé que se compren 120 millones de teléfonos de segunda mano.

Según un informe de la consultora Gartner, el mercado mundial de teléfonos móviles de segunda mano alcanzará los 120 millones de unidades en 2017, lo que en facturación se traduce en unos 14.000 millones de dólares.
Este 2014 el total de teléfonos reutilizados fue de 56 millones de unidades, prácticamente la mitad de lo que se espera alcanzar en dos años.

La mala noticia llega entonces para los fabricantes de telefonía, pues con el auge de la reutilización, la compra de smartphone nuevo sufrirá un importantedescenso.
De hecho, se señala a los fabricantes de gama media como los más afectados. Por ejemplo, Xiaomi. La razón es que habrá usuarios que prefieran hacerse con un dispositivo premium de segunda mano siendo el precio similar.
Pero una buena noticia: con el aumento de demanda de segunda mano, las empresas podrán enviar los terminales antiguos a otros mercados, principalmente a países en desarrollo donde tener un móvil premium nuevo resulta imposible.
El informe también ha señalado que EE.UU. y Alemania – los dos mercados másconsolidados en el mundo de smartphones – tienen cerca de un 64% de dispositivos que pasan a ser de segunda mano y que solo el 7% de telefonía se recicla.