Así lo refleja el Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que apunta que cuatro de cada diez españoles realizaron algún tipo de compra online durante el segundo semestre de 2016. España sigue subiéndose al carro del e-commerce y está quedando patente estudio tras estudio donde se recoge cómo está incrementando el número de usuarios que se deciden a realizar compras a través de la red.

Los operadores de mensajería y transportes que más se están frotando las manos ante esta situación son, en primer lugar, Correos. Este envió el 47,2% de los paquetes que se han gestionado entre enero y mayo de 2016. Le sigue Seur (17%), MRW (10,8%), DHL (4,5%) y otras (12,1%). Ocho de cada diez compradores online recibieron así algún tipo de objeto asociado a esas compras y en su mayoría los han recibido en casa, en el 82% de las situaciones.

Respecto a los servicios postales, parece evidenciarse que cada vez se utiliza menos este servicio para remitir comunicaciones e internet y las nuevas tecnologías se posicionan como principales canales de comunicación entre empresas y clientes y entre particulares. En este caso, siete de cada diez españoles no recibieron ninguna carta de un particular en ese segundo semestre del año anterior. Apenas un 29% envió alguna. el 42,1% sí recibieron notificaciones administrativas y seis de cada diez usuarios recibieron al menos una misiva al mes en su domicilio.

Las visitas a una oficina postal han sido de un 42%. Este índice es bastante similar al de 2015. Del total de visitantes a estas instalaciones, el 46% lo hizo para remitir cartas y el 44% para recoger algún tipo de paquete.

El Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia permite hacerse una idea de cómo están evolucionando los consumos de nuevas tecnologías y los consumos en los hogares españoles.

Un artículo escrito por Maria Sanchez