La duración de la batería es uno de los puntos débiles de los smartphones. Hacen tantas cosas y se usan para tantos propósitos, que al final la batería no da más de sí y hay que cargarla cada día. A veces no se controlan bien las funciones del móvil y se acaba gastando más batería por cuestiones tan simples como tener el brillo muy alto o demasiadas notificaciones activadas. A menudo, también el consumo considerable de batería es un problema de determinadas aplicaciones; un periodista de The Guardian demostró que desinstalando la app de Facebook del teléfono podía ahorrar hasta un 15% de batería. En este artículo se explica cómo controlar al detalle las apps que gastan demasiada batería y se dan algunos consejos para poder llegar al final del día sin tener que recurrir al cargador.

¿Cómo ver qué aplicaciones gastan más batería?

Según si se tiene un iPhone o un Android, el menú de batería está en una ubicación diferente y permite más o menos acciones al acceder a él.
En el caso del iPhone, hay que ir a “Ajustes” > “Batería”. En este apartado se pueden ver dos listas: por un lado, las aplicaciones que han estado utilizando la batería durante las últimas 24 horas y, por otro lado, las que lo han hecho en los últimos siete días. Ambas listas muestran las apps por orden de uso (es decir, la primera es la que más gasta) y los valores en porcentajes. Además, si se toca un pequeño icono en forma de reloj que aparece en la parte superior de la lista, se puede ver el tiempo exacto en minutos que ha estado cada aplicación en pantalla.

En el caso de los móviles con Android, hay que ir a “Ajustes” > “Batería”, donde aparecerá una pantalla con información variada: primero, el tiempo aproximado de batería que le queda al móvil; luego, una gráfica con el empleo de batería a lo largo de las últimas horas, desde la última carga; y, por último, una lista de las aplicaciones y funciones del sistema que más batería han utilizado en todo ese tiempo. Además, tocando en cada elemento de la lista, se pueden ver variosconsejos aplicados a esa app o función en concreto para evitar que tenga tanto impacto en la duración de la batería del móvil.

Consejos para ahorrar batería

Las dos listas citadas antes son solo informativas, pues no permiten tomar medidas para evitar que una aplicación concreta gaste demasiada batería.
Sin embargo, es posible cambiar algunos parámetros en la configuración del teléfono y también adoptar algunas costumbres en la forma que se tiene de usarlo que dejen ahorrar batería y no depender tanto del cargador.
  • Reducir el brillo de pantalla. Salvo que se esté consultando el móvil a plena luz del sol, no es necesario llevar el brillo al máximo. Si se ajusta el nivel de brillo al mínimo posible, siempre y cuando se pueda utilizar con comodidad, es posible ahorrar mucha batería, puesto que la pantalla es lo que más gasta.
  • Bloquear la pantalla. Relacionado con el punto anterior, un hábito que también puede contribuir a ahorrar batería es bloquear (apagar) la pantalla tan pronto como se acabe de usar el terminal. Cuanto menos tiempo esté la pantalla encendida, mejor.
  • Ojo con las conexiones. En líneas generales, la conexión wifi tiene menos impacto en la batería que el 3G/4G. Por otro lado, no tiene mucho sentido dejar la wifi encendida, si se sabe que no se tendrá conexión a ningún punto wifi durante un largo periodo de tiempo. En resumen: si hay wifi, usar ésta antes que el 3G -además, así se ahorra en datos-. Pero no hace falta apagar la wifi constantemente, solo cuando se estará varias horas sin ella.
  • Cuidado con los servicios de geolocalización. Hay aplicaciones como las de GPS o Google Maps que precisan funciones de localización. Pero es importante comprobar que, cuando ya no se necesitan estas apps, dicho servicio se apague también, porque consume mucha batería.
  • Configurar las actualizaciones en segundo plano. Hay aplicaciones que, aunque no estén en uso, pueden seguir actualizando sus contenidos en segundo plano, como Facebook o el cliente de correo electrónico.Desactivando esta opción también se ahorra batería y, en el momento en que se quieran actualizar datos, solo hay que entrar a la app en cuestión.
  • Limitar las notificaciones. Lo mismo se aplica para las notificaciones. Algunas son imprescindibles, como las que comunican la llegada de un mensaje de WhatsApp. Pero otras se pueden desactivar sin problema, con el consiguiente ahorro de batería.
  • Modos de bajo consumo. Tanto iPhone como un móvil Android tienen un modo de uso especial de bajo consumo, que permite seguir utilizando lasfunciones básicas del teléfono desactivando ciertas funciones del sistema operativo para reducir al máximo el empleo de la batería. Está pensado para situaciones en las que quede muy poca batería en el dispositivo y no haya ningún enchufe a mano, pero se puede activar en cualquier momento si se desea.