La tasa de rebote es una métrica interesante utilizada por la mayoría de las tiendas ecommerce para monitorear y evaluar el tráfico en su website.

Si el porcentaje es alto es la causa de que una web no consiga un buen nivel de engagement con los clientes, ni buen posicionamiento en buscadores y mucho menos conversiones.

¿Por qué es importante?

Las razones por las que los usuarios no interactúan en nuestro site y abandonan, pueden ser muchas. Algunas de ellas puede ser que ofrezca pocas páginas relevantes o el contenido no sea atractivo. O incluso que manifieste una mala estructura de navegación o elevada velocidad de carga.

El objetivo de disminuir la tasa de rebote está ligado con la idea de dar a los clientes lo que quieren o necesitan.

Si visita una tienda online destacada como Amazon.com, notará que parece aprender de tu comportamiento. Permite establecer una relación estable y duradera con el usuario, aporta un valor diferencial y ofrece un trato especial.

Si los clientes sienten que sus necesidades son satisfechas, es mucho más probable que permanezcan en su web y continúen comprando. Así que ¡muestre a la gente lo que quiere ver!

Un artículo publicado en Marketing Directo