Una vez que hayas construido la aplicación que va a dar a conocer tu negocio, llega uno de los pasos más complicados: Posicionarla. Al igual que sucede con las páginas web, hay que seguir unas estrategias para que la aplicación tenga más visibilidad y se consiga de esta manera incrementar el número de descargas. Es lo que se denomina App store optimization (ASO).
Hay muchas pautas a seguir. pero desde LanceTalent nos lo ponen fácil y nos dan los pasos precisos para llevar a cabo este proceso.
Título: Para optimizar la app lo mejor es aprovechar el título para incluir las palabras claves que la definan. Procura que sea lo más corto posible para que de esta manera los buscadores de los distintos dispositivos lo puedan leer al completo.

Categoría: Debes de escoger una sola categoría para la aplicación, pero aunque parezca sencillo no lo es tanto. Tienes que colocarte en la piel del usuario para decidir dónde la buscarían en la app.
Descripción: Se trata de captar la atención de los usuarios. Puedes aprovechar este espacio para añadir un CTA (Call to action) atractivo que despierte el interés y convezca a los dudosos para que finalmente opten por la descarga de tu aplicación.
Utilizar palabras claves: El éxito o el fracaso de la estrategia de ASO dependerá básicamente de las palabras claves que vayas a utilizar. Por eso intenta escoger siempre las más adecuadas y que estén vinculadas con las principales funciones de la app.
Icono: A la hora de tomar decisiones nos dejamos llevar por la imagen, de ahí que sea importante escoger un icono llamativo y original que permita transmitir la filosofía de la aplicación. Siempre será mejor apostar por la sencillez antes que por algo complejo. Procura realizar un análisis con respecto a la competencia para detectar si tu aplicación tiene éxito o pasa desapercibida.
Capturas de pantalla: Se trata de una forma muy visual de presentar la aplicación, que puede llegar a ser decisiva para que el usuario se la acabe descargando finalmente. Procura escoger aquellas que resulten atractivas visualmente y que además describan lo mejor posible las características de la aplicación.
Un artículo escrito por  Arantxa Asián