Diariamente se suben a internet una infinidad de nuevas webs y todas tratan de captar su porción de mercado. Nada más nacer, se tienen que enfrentar a la lucha encarnizada que se establece dentro de internet, para alcanzar cierta notoriedad dentro de su rango de actuación, para lo que hay que aumentar su visibilidad y captar la atención del usuario de la red.

Tanto si se trata de páginas webs de empresa, de agencias o pertenecientes a autónomos que quieran promocionar y vender sus servicios, como de tiendas online que directamente venden sus productos por las redes, se requieren ciertas herramientas y estrategias para que la web no pase desapercibida por el usuario interesado en los productos o servicios relacionados.

Para conseguir una web eficiente, viva, dinámica y orientada a resultados, es imprescindible seguir una serie de pautas mínimas que a continuación vamos a resumir. Es importante que contacte con una empresa o agencia de diseño web y que esté especializada en posicionamiento SEO, pero el empresario o emprendedor que quiere poner en pie la web no debe desentenderse, y sí seguir de cerca los progresos y resultados de las estrategias implantadas por la agencia.

El resultado final debe ser como este sexshop online, https://www.mundoerotico.es, que destaca sobre cualquier e-commerce erótico de la competencia porque en su interior acumula todo lo necesario para ser una web interesante. Directa, rápida, además de tener las cualidades propias de la empresa a la que representa, es decir, buenos productos, precios razonables, seguridad y rapidez en la entrega, sistemas de pago seguros etc. Esta tienda erótica online tiene toda la gama de productos propios de su rango divididos en categorías separadas que hacen fácil su localización, con imágenes de calidad para poder apreciar bien lo que se va a comprar y algo que es vital para este tipo de empresas, salvaguardar perfectamente la privacidad de la clientela.

Imprescindibles para una tienda online de calidad

Para empezar, y teniendo claro qué quiere vender, debe dejar el camino expedito a los clientes que la visiten para que puedan realizar esta operación, la de la compra, lo más sencilla, rápida e intuitiva posible. Con una navegación clara, que permita encontrar el contenido que precisa, rápidamente. La web que hemos referenciado es un magnífico ejemplo de esto que decimos.

También lo es en el sentido que en que ofrece una imagen clara, un diseño nítido y coherente con la imagen que la empresa quiere transmitir, haciendo uso de sus colores corporativos, símbolos y eslóganes. Del mismo modo, el contenido, que da calidad al diseño y es la clave para retener a los clientes actuales y atraer a otros nuevos, aporta información de interés del tema tratado en la tienda.

A este respecto, toca decir que no hay que saturar la web con excesiva información. Los internautas no leemos, escaneamos, por esto es importante el uso de párrafos cortos, el uso de listados, añadir elementos gráficos que acompañen y animen la lectura. Por otro lado, también es importante insertar videos, llamadas a la acción y elementos que animen y hagan agradable la visita a la web, al tiempo que se informa y ayuda a la navegación.

Una web o tienda online debe llevar incorporados los botones sociales a todas las páginas, ofreciendo la posibilidad de que la web y sus productos sean compartidos. Es en esta parte donde únicamente flojea la página de muestra que hemos referenciado, tal vez porque la intimidad de los usuarios no invita a compartirlos. Así mismo, tampoco posee un apartado ofreciendo testimonios de los clientes, cosa que en cualquier otra tienda, ofrece seguridad y confianza al comprador, pero que aquí está justificada su omisión debido a la confidencialidad.

Sin embargo, sí que tiene otra de las acciones que procuran seguridad y confianza al cliente, que es la posibilidad de ponerse en contacto con personas reales, representantes de la empresa. Y es que saber que no está solo ante una maquina que, mecánicamente a modo de expendedora le ofrece productos, le da tranquilidad al usuario al saber que puede reclamar o buscar información específica sobre algún artículo.

Las migas de pan, Breadcrumds o Hilo de Ariadna, es un elemento que se encuentra normalmente debajo del menú y ahí se va indicando al usuario donde está en cada momento, muy de agradecer para no perderse sobre todo en webs con muchas páginas.

El blog es otra parte indispensable de cualquier web o tienda online, pues es el sitio donde ofrecer información referente al ámbito de acción de la página, elemento que usarán los clientes para fidelizarse a la web y, además, servirá a esta para escalar en las posiciones de los resultados de una búsqueda natural de algún buscador. Por último, y viendo que cada vez nos conectamos más desde los dispositivos móviles, como los smartphones, deberemos añadir un diseño web adaptable o responsive para que la web sea capaz de adaptarse a todos los dispositivos, pantalla o resolución, y mejorar con ello la experiencia de los usuarios.

Un artículo publicado en Marketing Directo