Google nos sorprende cada nuevo ejercicio con vertiginosos cambios de algoritmos, prácticas penalizadas o factores que ganan o pierden relevancia ante los ojos de sus motores de búsqueda. ¿Estamos ante la inminente llegada de un mundo post-algorítmico?

Rushal Patel, un estratega de marketing B2B y CEO de la agencia de San Francisco MarketHeed LLC analiza en Business 2 Community las posibilidades de futuro del SEO, cuyas modificaciones tienen siempre en vilo a comerciantes, creadores web de contenido, marcas y medios de comunicación. Desde la llegada de la web 2.0 y el auge de Google como el rey de los buscadores, el SEO ha cumplido con las promesas de dar mayor visibilidad en los rankings de búsqueda, mejorar el crecimiento y las ventas y conectar con clientes relevantes a aquellas webs que han hecho las cosas bien.

Hace poco te contábamos algunas de las claves del SEO que vendrá este año: sabemos que será imprescindible que las webs estén optimizadas para dispositivos móviles -las versiones móviles tendrán además, prioridad a nivel SEO-, que no hay que perder de vista al nuevo algoritmo Penguin 4.0, que el SEO local y las búsquedas por voz ganan en relevancia y que la intención del usuairo y la semántica serán fundamentales para las búsquedas.

Pero…¡eso no es todo! Según indica Patel, todo lo que sabemos sobre el poder de SEO puede estar a punto de cambiar. Google ha anunciado que se plantea aumentar el componente humano en el centro de sus algoritmos futuros para determinar el posicionamiento de las webs. Esta estrategia se llevará a cabo utilizando tecnologías de machine learning y deep learning, un método específico específico que aprende de forma automatizada de una manera similar a como lo hacen las neuronas en el cerebro humano.

¿Cómo podría afectar el machine learning al SEO?

El machine learning podría revolucionar totalmente los rankings de búsquedas. Tal y como analiza Patel, Google ya está entrenando a sus complejos sistemas de Inteligencia Artificial para reconocer patrones de habla, lenguaje humano, hábitos e imágenes. Las aplicaciones serán múltiples, desde vehículos y mapas hasta clasificaciones de búsqueda.

Este experto resalta que en lugar de la popularidad “genérica”, cada usuario podría recibir en el futuro resultados personalizados según su propio historial de búsqueda. Los vendedores tendrían de esta forma menos capacidad para construir vínculos efectivos y ya no podrían optimizar las páginas como hasta ahora, pues los factores que impulsarán las clasificaciones serán desconocidos para el público.

¿La solución para las compañías B2B? Según Rushal Patel, ampliar el nicho de público del contenido y emplear métodos menos técnicos, utilizando las redes sociales como principales instrumentos para impulsar el tráfico, recurriendo a la publicidad de pago -a la que Google podría otorgarle cada vez más importancia-, apostando por una estrategia fuerte y completa de marketing de contenidos y generando piezas originales con potencial de viralidad.

Será fundamental el Influencer Marketing para generar más tráfico, las colaboraciones con otras marcas y personas relevantes de la red, las menciones y el espíritu colaborativo. Los influencers serán los claros líderes de la era postalgorítmica, aunque en palabras de Patel, para la relevancia en los motores de búsqueda, no quedará otra que recurrir al uso eficaz de Google Adwords, la plataforma online de publicidad de pago del buscador. Comenzar más pronto que tarde puede ser garantía de éxito para muchas empresas del sector B2B.

Vía | Business 2 Community