La llega de tecnologías de última generación como la Inteligencia Artificial, el Big Data o el foodtech ha allanado el camino para que los restaurantes y negocios de alimentación puedan maximizar su ahorro y gestionar mejor sus recursos. Te contamos cómo.

La revolución tecnológica afecta a todos los sectores, proporcionando nuevas herramientas para que la saludla logística y el transporteel comercio electrónicolas finanzas se beneficien de soluciones de software especializado destinadas a monitorizar y optimizar sus procesos.

La restauración y la alimentación no se escapan, siendo buena muestra de ello las tendencias que reinan en el foodtech, como el Check Out Free Shopping que lideran gigantes como Amazon, la alianza con el Internet de las Cosas y el marketing predictivo o la gestión en tiempo real para no desperdiciar comida.

5 formas en que la tecnología ayuda a tu restaurante a ser más rentable

Tener un restaurante no es para nada sencillo: es preciso realizar gestión de personal e inventario, reposición de ingredientes, reducción de desperdicios, contacto con proveedores o labores de atención al cliente, promoción y trabajo de la imagen de marca. Por ello, he aquí cinco maneras en que la tecnología puede contribuir al ahorro.

  • Automatización del inventario: El CEO de SimpleOrder, Guy Evan Ezra, subrayó a Small Business Trends cómo la automatización del inventario marca la diferencia. Cada vez que alguien realiza una venta mediante un Sistema de Punto de Venta, el inventario se modifica en tiempo real y se crea una alerta.
  • Gestión de órdenes de compra: El incremento de la rentabilidad y el ahorro de costes pasa por una reducción de los desperdicios. Si los ingredientes son medidos y rastreados de forma más eficiente, es posible.
  • Menús más eficientes: Las soluciones móviles y de escritorio permiten calcular lo que un plato cuesta frente a lo que se cobra al cliente por ello, permitiendo que los gerentes puedan ajustar los precios y hacerlos más rentables. También puede automatizar el contacto con los proveedores.
  • Monitorización: Controlar las oscilaciones de precios a tiempo real es fundamental para conocer la rentabilidad, los ingredientes más demandados o los proveedores más económicos. Otra ventaja es el seguimiento de las porciones, ya que la digitalización de este aspecto de un restaurante permite a los propietarios asegurarse de la correcta distribución de los ingredientes, identificando inexactitudes y ampliando los márgenes.
  • Gestión de residuos: Además de contribuir al cuidado del planeta podrás aprovechar la analítica en tiempo real para ver qué artículos entran y salen, detectar robos y generar una menor cantidad de basura.

Fuente | Small Business Trends