El email marketing es una de las modalidades publicitarias y de fidelización de clientes más populares en la actualidad. Ya que el mayor temor de sus responsables es que los destinatarios declinen abrir el correo electrónico, tenemos un puñado de consejos para ti.

El correo electrónico es una herramienta a la que tu marca puede sacarle un enorme partido, tal y como demuestran diversas campañas de éxito y resultados en torno a segmentos de público como el codiciado target millennial. Los boletines enviados a través del email tienen como fin implementar diversas llamadas a la acción con fines como mejorar la conversión de ventas, proporcionar códigos descuento, aumentar el tráfico a la web, redirigir a los usuarios a la tienda online o fidelizar a los clientes.

El email marketing destaca especialmente por su rentabilidad, su capacidad para dirigirse a audiencias específicas y exprimir el máximo provecho de los intereses del cliente. Como en casi cualquier otro tipo de marketing, los clics importan y por tanto, es fundamental que un alto porcentaje de tu base de clientes abra el correo electrónico. 

Al igual que en otras ocasiones hemos abordado algunas buenas prácticas para mejorar tu estrategia de envío de newsletters o hemos resaltado algunas lecciones que aprender de las mejores campañas de email marketing, hoy queremos proporcionarte algunas claves para que un mayor número de clientes opten por abrir tu próximo email y de esta manera, mejores tus tasas de apertura y por ende, de conversión.

Cinco trucos para mejorar la tasa de apertura de tus correos electrónicos

  • Crea una línea de asunto creativa: Si el usuario no se siente atraído o convencido por el asunto del email, es muy probable que no lo abra. Dado que puede recibir una gran cantidad de mensajes al día, debes buscar fórmulas pegadizas, que despierten su curiosidad -por ejemplo, a través de preguntas o cifras impactantes- y que a su vez, sean claras y concisas. Es vital no dar pie a confusiones o resultados engañosos, por lo que el contenido adjunto o el texto del cuerpo del email deben ser acordes a su título. Al igual que con noticias y artículos, no recurras al clickbait.¡Y cuida la ortografía y la gramática para no afectar a tu reputación!
  • Genera contenido valioso: La calidad es un asunto vital para que tu audiencia disfrute y se interese por tus newsletters, propiciando el engagement y la fidelización a largo plazo de tu audiencia. El contenido vacío o excesivamente promocional puede ahuyentar a tus lectores, mientras que las infografías, las guías de uso y tutoriales sobre tus productos o los recursos de inspiración como vídeos testimoniales, listas o GIFs de humor despiertan el interés de los usuarios. Si tus fuentes son dudosas, los clientes cancelarán tu suscripción.
  • Sin segmentación, no hay paraíso: El email marketing se trata de uno de los terrenos en los que la segmentación cobra mayor importancia y efectividad. Debes, por lo tanto -y en mayor medida conforme a la diversificación de productos o al tamaño de tu empresa-, dividir a tu público en grupos específicos basados en su edad, zona geográfica, género, intereses comunes, características sociodemográficas o comportamiento en la red. De esta manera, podrás crear diferentes mensajes específicos dirigidos a segmentos concretos y mejorar tu conversión a largo plazo. Identifica para ello, al menos, 3 o 4 perfiles principales de tu audiencia.
  • Huye del spam: Si tus asuntos de correo electrónico son dudosos, tus términos de compra o envío parecen engañosos o tu dominio no genera confianza, los usuarios te marcarán bajo el filtro del spam, temiendo ante la publicidad invasiva o la posibilidad de sufrir un ataque de phishing.
  • Optimiza tus mensajes para dispositivos móviles: Todo parece indicar, que tanto en términos de SEO como de fuentes de acceso, los móviles mandarán en este 2017, tanto que incluso Google les dará preferencia a las versiones móviles de las páginas web. Por ello, deberás optimizar tus contenidos para lograr una buena accesibilidad y la legibilidad en este tipo de dispositivos móviles. Te recomendamos plantillas responsive, mensajes más cortos, simples y concisos, resaltar los botones de llamada a la acción, reducir el tamaño de las imágenes y cuidar la tipografía de las fuentes.

Vía | Small Business Trends