Aunque muchos sigan empeñados en proclamar a los cuatro vientos que el email marketing ha muerto, lo cierto es que está más vivo que nunca. Lo mismo se viene diciendo hace años de la televisión y, a día de hoy, no hay estrategia de marketing en la que no se incluya este medio premium.

Claro que, esta técnica del mundo digital no está exenta de retos. Lejos de ser una fórmula mágica, el mailing masivorequiere trabajo y conocimiento del sector y público para encontrar la manera no solo de que los usuarios abran el mensaje, sino de obtener ventas gracias a él.

Uno de los errores más frecuentes que cometen los marketeros en este sentido es no adaptar sus comunicaciones a los nuevos tiempos.

Los usuarios han cambiado radicalmente la manera en la que consumen contenido, navegan por la red y compran online y hacer caso omiso a estas transformaciones es garantía de fracaso.

La innovación y la creatividad son dos armas fundamentales para hacerse con el beneplácito de los consumidores en la era de la lucha por la atención.

Por ello, si lo que quiere es ganarse todas las miradas, debería apostar por estos 4 trucos tan sencillos como efectivos y que son una prueba más de que al email marketing le queda mucha vida por delante.

1. Interactividad
Hoy en día existe una enorme variedad de formatos que no solo aportan variedad y atractivo a las comunicaciones de marca, sino que, gustan a los consumidores.

Y en una época en la que la comunicación visual es la verdadera reina del mundo digital, los GIFs, las imágenes o el vídeo son apuestas prácticamente seguras a la hora de aumentar la tasa de clics.

No necesariamente deben ser creatividades complejas pues, en ocasiones, menos es más.

Un ejemplo de ello es la marca Kate Spade que, valiéndose de un GIF que mostraba su producto en diferentes colores, presentaba su nueva colección dando protagonismo a lo visual y utilizando el texto para lo estrictamente necesario.

2. Diseño sencillo, facilidad de lectura y adaptabilidad
Con tan solo unos segundos disponibles para hacerse con la atención del usuario, se vuelve cada vez más importante ofrecer una experiencia diferenciada, sencilla y cómoda.

Y en parte se consigue ofreciendo al consumidor un mensaje fácil de leer gracias a un diseño limpio, poco saturado de texto y capaz de transmitir lo deseado en apenas unas líneas.

De hecho, recientes estudios demuestran que 20 o menos líneas de texto combinadas con 3 o menos imágenes dan como resultado una mayor tasa de clics por email.

Asimismo, es esencial, en la era mobile, garantizar que el usuario pueda visualizar perfectamente el mensaje en cualquier dispositivo. De lo contrario, irá a parar directamente a la papelera, o peor, al spam.

3. Personalización
Los tiempos del público como masa han quedado atrás. El empoderamiento del consumidor ha dado lugar a que la nueva exigencia del público pase por ser individuos únicos, con sus propios intereses, gustos y preferencias a las que las marcas deben adaptarse.

La personalización se ha convertido en un elemento imprescindible en toda comunicación entre marca y audiencia. No hay nada que genere menos engagement que un email sin nombre.

Tener la deferencia de dirigirse al consumidor de manera personalizada genera hasta 18 veces más ingresos y un 41% más de CTR.

4. Llamada a la acción
La llamada a la acción es uno de los elementos imprescindibles en cualquier mailing masivo y es que, es la puerta de entrada del consumidor hacia la compra.

Por ello es importante tener en cuenta también su ubicación que tiene una relación directa con la tasa de conversión.

Situarlo en la parte superior del mensaje es una de las mejores opciones pero, en caso de duda, solo se trata de testar diversas opciones y comprobar, a través de los resultados, cuál es la más efectiva.

Via: Marketing Directo