La optimización en los motores de búsqueda es no sólo una labor terriblemente compleja sino que evoluciona también a la velocidad del rayo (tanto que para seguirle la pista hay que andar, no queda otra, con mil ojos).

No obstante, y pese a que el SEO es una disciplina sumamente volátil y cambiante, hay ciertos errores (tan simples como comunes) que llevan agarrados a ella como garrapatas casi desde el principio de los tiempos.

Si quiere que Google comience a “mimar” a su página web (y que le encomiende mejores posiciones en sus páginas de resultados), le recomendamos prestar mucha atención a los errores que disecciona esta infografía de Bluehost:

1. Velocidad de carga y tiempo de respuesta exasperadamente lentos.

2. “Landing pages” pobremente diseñadas.

3. Web no optimizada para los dispositivos móviles.

4. Página excesivamente abigarrada y desordenada.

5. Ausencia de “sitemap”.

6. No comprobar la compatibilidad de una web en diferentes navegadores.

7. Web no optimizada para las búsquedas de tipo local.

8. Sitio web con escasa o nula presencia en los social media.

9. Llamadas a la acción huérfanas de claridad.

10. No actualizar contenido anticuado.

11. Escribir contenido que no tiene el foco puesto en los beneficios proporcionados al usuario.

12. Estrategia “outreach” inefectiva.

13. Publicación de contenidos que adolece de suficiente consistencia.

14. No promocionar adecuadamente los contenidos volcados en la web.

15. No utiliza etiquetas “alt” para las imágenes.

16. Apostar por titulares aburridos y poco interesantes.

17. No crear contenidos suficientemente atractivos.

18. Utilizar imágenes aburridas e irrelevantes.

19. No optimizar las fotos para ser compartidas en las redes sociales.

20. Emplear palabras clave en exceso (“keywork stuffing”).

21. Dejar de lado el “interlinking” (links redirigidos a páginas dentro del propio sitio web).

22. No reemplazar los links rotos.

23. Hacer una investigación ineficaz de las palabras clave.

24. Fracasar a la hora de rastrear y analizar resultados.

25. No lograr links externos a webs de calidad.

26. Uso inefectivo de la redirección 301.

Via: Marketing Directo