5 claves para llevar a cabo una estrategia web móvil efectiva

No contar con una web adaptada para entornos móviles es luchar contra viento y marea. He aquí cinco preguntas clave que deberemos responder para saber si nuestro sitio web está listo para dispositivos móviles.

Un estudio refleja que el 75% del tráfico de Internet ya proviene del móvil, con España como líder de esta tendencia. No en vano, se estima que de cara a 2020 el tráfico de datos móviles se multiplicará por ocho, lo que consolidará los smartphones y tablets como principales puertas de acceso a la Red. Y si bien la infraestructura de red está preparada para este cambio de tornas, muchas páginas web todavía no se han puesto las pilas para vivir en la era ‘post-PC’.

No tener una estrategia de web móvil siendo una empresa orientada al consumidor significa que, en última instancia, se está moviendo en contra del mercado y ninguna compañía debe nadar contra una marea tan poderosa, ya que eso significa quedarse atrás y arriesgarse a perderlo todo.

Entonces, ¿qué es una buena estrategia de web móvil? He aquí cinco preguntas clave que deberemos responder para saber si nuestro sitio web está listo para dispositivos móviles.

1. Velocidad de carga

Numerosos estudios recogen cómo la mayoría de visitantes no toleramos nada bien los retrasos a la hora de que una de sus páginas web cargue, especialmente en dispositivos móviles. En concreto, se estima que los usuarios solo le darán de tres a cinco segundos de margen a nuestra web para que se muestre en el móvil y alrededor de ocho de cada diez visitantes abandonarán un site antes de que finalice la descarga.

Muchas empresas delegan los tests de sitios web en su departamento de TI, que a menudo los prueban desde una red Wi-Fi en solo unos pocos dispositivos de alta gama. Pero rara vez las empresas prueban su sitio web como lo harían sus usuarios finales… hasta que el CEO llama a alguien gritando sobre lo lento que era el sitio web en su dispositivo móvil cuando estaba fuera de la oficina.

Optar por soluciones de detección de dispositivos de acceso nos permitirá identificar la calidad del ancho de banda del visitante y reducir las resoluciones de vídeo e imagen en consonancia, incluso antes de que la página se cargue, lo cual tiene un impacto dramático en los tiempos de carga. Los métodos de carga diferida también pueden funcionar, pero ofrecen una experiencia de usuario deficiente si comienzan a desplazarse por la página demasiado rápido.

2. Adaptabilidad

El entorno móvil es diverso en términos de tamaño de pantalla del dispositivo, resolución y muchas características técnicas que pueden tener un impacto masivo en la experiencia del usuario. Ya no hablamos de contar con una versión móvil, sino de ser auténticamente responsive, pudiendo personalizar el tamaño exacto de cada terminal, o directamente optando por construir versiones para móvil específicas.

3. Necesidades contextuales

Al igual que debemos cambiar el contenido web para cumplir con el tamaño y la potencia de los dispositivos móviles, nuestra página también hemos de tener en cuenta el comportamiento, el contexto y los requisitos inmediatos del visitante, que pueden variar considerablemente según el punto de acceso. Por ejemplo, alguien que use un teléfono en el almuerzo para acceder a su sitio web a través de un enlace de Twitter, por ejemplo, probablemente intentará hacer algo muy diferente a los visitantes que llegan a su sitio por la noche desde un PC o tablet con una fuerte conexión Wi-Fi en casa.

Conocer estos detalles nos permitirá segmentar, orientar y rastrear a los usuarios móviles hacia nuevos y personalizados propósitos para estos contextos. Eso sí, necesitaremos una buena herramienta de análisis web con información móvil precisa y detallada para recopilar este nivel de detalle sobre los visitantes y crear informes para rastrear los resultados de nuestro trabajo.

4. Marketing omnicanal

Todo lo anterior nos lleva obligatoriamente al siguiente punto: los consumidores tienen muchas opciones ahora y usan sus dispositivos para buscar, comprar, hablar y compartir mucha información antes de tomar sus decisiones de compra.

Por ello, cualquier estrategia de marketing multicanal debe tener en cuenta diferentes objetivos de conversión para diferentes dispositivos y comportamientos. Por supuesto, segmentar a los clientes móviles y elaborar un plan de marketing para participar a través de la experiencia multicanal con la marca requiere análisis y datos precisos de dispositivos móviles.

5. Medición

Una vez que hemos preparado, creado, probado, segmentado y rastreado los flujos de tráfico desde dispositivos móviles y hemos comparado su experiencia con la de los usuarios de PC. Si hemos hecho bien nuestro trabajo de diseño, deberíamos ver un aumento en el número de visitantes, la satisfacción y el compromiso de los clientes.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *