171.000 pymes podrían crear más de medio millón de empleos en tres años

Parece que la bonanza económica es una realidad para las pymes, ya que prevén un crecimiento un notable en los próximos tiempos. El 51,9% de las mismas espera un aumento de su facturación durante el próximo año, un 5% más que en marzo de 2017, el ratio más alto de la serie histórica  Más de 171.000 pequeñas y medianas empresas, el 23,4% de las que buscan financiación para inversión o para necesidades de circulante, crearán 514.000 puestos de trabajo en España durante los tres próximos años si obtienen la financiación que necesitan.

Así se desprende del ‘VI Informe sobre Financiación de la Pyme en España‘, de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-Cesgar), que también pone de relieve que otras 226.000 compañías consideran clave obtener crédito para mantener el empleo.

El informe incorpora a todos los sectores de actividad e incluye al colectivo autónomo y al sector primario, y también destaca la concentración de la actividad en las ramas de comercio y servicios personales y a las empresas, que ya suponen la mitad del total de pymes.

Asimismo, detecta un fuerte crecimiento entre esas últimas, con un avance de 22.500 unidades empresariales en el último año, así como en las referidas a Educación y Sanidad, con 16.000 pymes más de ese tipo.

En cuanto al tamaño de las empresas, el informe arroja un aumento de la facturación media con respecto a hace un año. De esta manera, las compañías que facturan menos de 300.000 euros son un 3,7% menos, mientras que las que se sitúan en la franja comprendida entre los 600.000 euros y el 1,5 millones de euros, avanzan un 3,8%.

Perspectivas de las pymes

El ‘VI Informe sobre Financiación de la Pyme en España’ apunta que más de la mitad de las pymes (51,9%) espera un aumento de su facturación durante el próximo año, un 5% más que en marzo de 2017, lo que se convierte en el ratio más alto de la serie histórica. De aquellas, un 7% considera que ese avance será importante.

Por otra parte, se reduce un 3,9% el volumen de compañías que estiman que su facturación permanecerá estable, hasta el 40,8%, y el de aquellas que prevén que disminuya, el 7,3%.

La utilización de productos financieros bancarios por las pymes ha aumentado en el último año, pero sigue liderando este apartado de manera relevante el crédito de proveedores, que es utilizado por el 41,8% de los encuestados. Le siguen las líneas de crédito, que avanzan hasta el 25,6% (+3,3%), el préstamo bancario, con el 23,1%, el ‘renting’ o arrendamiento financiero (11,4%), y el ‘factoring’, con el 3,2%.

Respecto a las valoraciones de dichos productos financieros, se mantienen o resultan ligeramente inferiores a las de hace un año, siendo los mejor valorados los menos tradicionales, concretamente el ‘factoring’, el ‘confirming y el ‘renting’.

El informe reseña que el aumento en el uso de los instrumentos financieros se produce por la mayor facturación y la mejora de las perspectivas empresariales. Asimismo, “el recurso del ‘leasing’ y de préstamos bancarios puede ser indicativo del avance en la inversión”.

Por sectores de actividad, las mayores necesidades se concentran en la Industria, el Comercio, los Servicios Personales, la Hostelería y Restauración y el sector de las TIC. En el lado opuesto se sitúan los Servicios a las Empresas y la Construcción.

Esa exigencia de financiación tiene relación positiva con el tamaño empresarial, dado que frente a un 14,8% de los autónomos que la demanda, hay un 27,5% de microempresas, un 37,5% de pequeñas compañías, y un 33,3% de medianas empresas.

Dificultades en el acceso al crédito

Por último, el informe advierte de menores dificultades para las empresas a la hora de dar respuesta a sus necesidades de financiación, dado que hace un año el 55,7% decía tenerlas y ahora se sitúa en el 39,2%.

El obstáculo principal que encuentran las empresas es no poder aportar las garantías solicitadas, en el 18,5% de los casos, aunque esto también se ha reducido notablemente durante los últimos doce meses, desde el 33,6%.

Estos resultados muestran una mayor facilidad en el acceso de las pymes a la financiación con respecto al año anterior, que se corresponde con la evolución de la financiación bancaria.

Así, cae el porcentaje de pymes que apuntan que el gran escollo resulta ser el precio de la financiación (del 24,3% al 13,9%), aunque aumentan quienes apuntan obstáculos referidos a trámites administrativos de las entidades o falta de comprensión de sus modelos de negocio.

Un artículo escrito por David Olivares

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *